Luego de un primer tiempo netamente favorable, Aguada no logró repetir en el complemento y cayó ante Hebraica Macabi 87 a 83. El rojiverde cayó a la tercera ubicación.

El comienzo de juego mostró al rojiverde como gran protagonista. Una buena conducción de Gustavo Berrera (también de Diego García), notable tono defensivo y opción primaria de sacar el ataque rápido, fueron las bases para estirar una máxima de 10 (20-10) a los 5′. Federico Pereiras fue al sacrificio al defender a García Morales (luego lo tomó Barriola) y Curtis estuvo finísmo de frente al aro. A su vez, Démian Álvarez fue importante en su verticalidad. El primer cuarto, se lo quedó Aguada 29-24.

En el segundo chico el macabeo tiró una reacción. Cada vez que jugó el pick and rol con Lloreda lastimó y Michael Hicks fue un enorme dolor de cabeza en sus lanzamientos de cuarta y larga distancia. No obstante, con buenos aportes de su segunda unidad, Fernando Cabrera supo salir adelante. Gonzalo Iglesias puso dos bombas claves y el cierre de Barrera asistiendo a Edinson Espinoza fue para encuadrar. El aguatero se fue al descanso 49-40 adelante.

El segundo tiempo fue más parejo, intenso pero a su vez de muchas pérdidas. Macabi generó mucho juego de la mano de García Morales y las descargas trajeron soluciones. SI bien buenas ofensivas consecutivas de Démian Álvarez le dieron aire al rojiverde, el rival se puso durísimo en defensa y el partido empezó a mutar. El tercer cuarto se lo quedó Macabi 65-62.

El cuarto final fue una locura. Se alternaron en el marcador hasta que empezó a brillar Luciano Parodi. El sanducero sacó su jerarquía y lideró desde la defensa a un conjunto que adentro puso la llave con notable aporte de Jimmy Boston. Aguada, dos puntos abajo y con 20” por jugar tuvo la chance de ir a buscar el partido o mandar todo a suplementario. Sin embargo, Parodi metió la mano en el instante justo para adueñarse del partido. Macabi ganó 87 a 83.

Ver más fotos en facebook