Aguada cayó de forma clara ante Defensor Sporting por 95-79 y no pudo sellar su clasificación a la final de la Liga. El fusionado encontró un altísimo nivel y puso de forma clara el descuento en la serie. 
El encuentro no fue sencillo desde el comienzo para el rojiverde. Los dirigidos por Gerardo Jauri defendieron de forma intensa, cerraron los caminos y adelante el movimiento de balón le dio espacios para las buenas asistencias de Martín Osimani. Por su parte, los de Fernando Cabrera lograron acercarse en las cifras gracias al goleo exterior de Gustavo Barrera.
A los 7′ se dio una jugada que iba a cambiar el partido. Un codazo de Moultrie con posterior técnica tras protesta (ambas bien cobradas) derivó un empujón anímico para su equipo. Lejos de amilanarse, con Cabot, Haller y Aristimuño, Defensor Sporting encontró su mejor básquetbol para dominar de forma clara a su rival. El primer tiempo, fue violeta: 50-36.
En el complemento Aguada intentó pero no pudo. Puso muchísimo corazón, elevó el juego interno con Smith y si bien Démian Álvarez se prendió hasta romper la barrera del doble dígito, con la clase de Martín Osimani y el reingreso clave de Aguiar, los de Punta Carretas volvieron a sus mejores momentos para adueñarse definitivamente del partido.
Ahora la serie quedó 2-1 favorable para el rojiverde. El cuarto partido se desarrollará el venidero viernes a las 20.15 hs en el Palacio Peñarol.
Ver más fotos en facebook