Aguada cayó en su visita a Malvín 69 a 62 en un trámite que desde muy temprano se puso complicado y de amplia desventaja. Si bien nuevamente los de Fernando Cabrera reaccionaron y se pusieron en partido, el cierre encontró más certero al dueño de casa.
En un comienzo de historia muy similar a lo que había sucedido jornadas atrás ante Hebraica Macabi, el rojiverde no pudo hacerle frente en los primeros minutos a un duro e intenso equipo playero. Con buena rotación de balón, altos porcentajes exteriores y el trabajo de sus extranjeros, los de Pablo López encontraron rentas de doble dígito ya en el primer parcial (23-11).
En el segundo chico el aguatero elevó su tono defensivo, Federico Pereiras y Miguel Barriola fueron destacados en ello y Jeremis Smith un hombre clave adelante. Pese a ello, un parcial de 18-4 a falta de 6′ para culminar la primera parte le devolvió la tranquilidad al dueño de casa que se fue al descanso largo 45-27 arriba.
En el complemento Aguada echó el resto con el objetivo de ponerse en partido y así lo hizo. Pese a mostrar similares dificultades para atacar en el 5 x 5, defensivamente los de Cabrera se pusieron duros. Esto derivó en ataques rápidos y espacios que Smith volvió a aprovechar en el bajo. Federico Bavosi también fue importante en ese momento.
Aguada ilusionó a todos nuevamente cuando logró colocarse a tres puntos y con la pelota. Pereiras fue sobre Mazzarino y no lo dejó generar, García-Bavosi fueron impecables y coordinados al momento de defender y Barriola se fajó contra todos. Si bien se estuvo cerca, la acumulación de errores no forzados (pocos) derivaron en puntos de contraataque playero que sirvieron para liquidar el trámite.
El rojiverde una vez más se puso en partido ante un durísimo rival. Hay equipo y juego tras juego se sigue demostrando que Aguada es un equipo durísimo de quebrar.
¡Arriba Muchachada!
Ver Tabla de Posiciones Oficial FUBB